Aguarde...

SOLO DIOS RESTAURA

UNA HISTORIA DE RESTAURACIÓN, DE MUJER A MUJER



Produto disponível até 15min após 
a confirmação do pagamento!

Sinopse

¿Qué significa restaurar? Según el diccionario Grijalbo, restaurar tiene varios significados. Primero, significa reparar lo roto o dañado, especialmente una obra de arte. Cada ser humano es una obra maestra que Dios ha creado. Isaías 64:7 dice, “Y, sin embargo, Yavé, tú eres nuestro Padre, nosotros somos la greda y tú eres el alfarero, todos nosotros fuimos hechos por tus manos.” Desafortunadamente, nacimos pecadores como dice el Salmo 51:7, “Tú ves que malo soy de nacimiento, pecador desde el seno de mi madre”. Por lo tanto, rompemos nuestra relación con nuestro creador y dañamos la imagen de Dios en nosotros, así nos convertimos prisioneros del pecado. “Al malvado lo atrapan sus malas obras; las cuerdas de su pecado lo aprisionan” (Prov. 5:22). Por desobediencia yo rompí y dañé mi relación con Dios. Gracias a su infinito Amor, restauró mi relación con Él y con los demás a mi alrededor. Restaurar también significa devolver a algo su situación anterior. A través de la restauración, regresé a mi primer amor. A pesar de todo mi pecado, especialmente desobediencia, me devolvió la dignidad, el poder llamarme hija suya, a ser su princesa. Por último, restaurar significa restablecer, reponerse de una enfermedad o contratiempo. La enfermedad puede ser consecuencia del pecado. “Por eso, muchos de ustedes están enfermos y débiles, y también algunos han muerto” (1 Corintios 11:30). Dios ha sanado mi cuerpo y mi alma. Jer. 17:14 dice, “Sáname tú, Señor, y seré sanado; sálvame tú, y seré salvado, pues sólo a ti te alabo.” No solo he sobrevivido contratiempos, sino que al estar agarrada de la mano de Dios, he podido sobrellevarlos en paz y segura porque mi Dios me tenía en sus brazos. Dios todavía no ha terminado su obra, pero espero que mi historia te motive a buscar restauración en tu vida, especialmente en áreas que piensas que están perdidas. Isaías 43:1, 4a dice, “Y ahora, así te habla Yavé, que te ha creado, Jacob, o que te ha formado, Israel. No temas, porque yo te he rescatado; te he llamado por tu nombre, tú me perteneces. Porque tú vales mucho más a mis ojos, yo te aprecio y te amo mucho” ¿Estás cansada y agobiada? ¿Quieres darle una oportunidad a nuestro Dios? ¡Atrévete porque Él nos espera con los brazos abiertos!

Detalhes do Produto

    • Ano de Edição: 2015
    • Ano:  2015
    • País de Produção: Canada
    • Código de Barras:  2000879696593
    • ISBN:  9781506501604

Avaliação dos Consumidores

ROLAR PARA O TOPO